top of page

"Alergias Respiratorias: La Epidemia Mundial del Asma" ¿Qué es el asma?


El asma, una condición crónica que afecta las vías respiratorias, se ha convertido en una de las alergias más comunes en todo el mundo, afectando a millones de personas de todas las edades.


¿Qué es el Asma? El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias que se caracteriza por la inflamación y estrechamiento de los conductos que llevan el aire a los pulmones. Esto conduce a síntomas como dificultad para respirar, sibilancias, opresión en el pecho y tos. Las personas con asma pueden experimentar episodios de exacerbación de los síntomas, conocidos como ataques de asma, que pueden ser leves, moderados o graves.



Desencadenantes Comunes del Asma:

  • Alergias: Los alérgenos como el polen, el polvo, los ácaros del polvo, los hongos y los pelos de animales pueden desencadenar ataques de asma en algunas personas, es la causa principal de asma, sobretodo en la niñez, haciendo referencia hasta en un 80% de los casos de asma infantil.

  • Irritantes ambientales: La contaminación del aire, el humo del tabaco, los productos químicos fuertes y los cambios climáticos pueden empeorar los síntomas del asma.

  • Infecciones respiratorias: Los resfriados, la gripe y otras infecciones virales pueden desencadenar episodios de asma en algunas personas suceptibles o con asma de base.

  • Ejercicio físico: El ejercicio intenso o el ejercicio en ambientes fríos y secos pueden desencadenar síntomas de asma en algunas personas.

Diagnóstico y Tratamiento: El diagnóstico del asma generalmente se basa en la historia clínica del paciente, los síntomas reportados, la evaluación de la función pulmonar y pruebas específicas como la espirometría y/o pruebas de alergia.

Una vez diagnosticado, el tratamiento del asma se centra en controlar los síntomas y prevenir los ataques de asma. Esto puede implicar el uso de medicamentos como broncodilatadores de acción rápida para aliviar los síntomas agudos, corticosteroides inhalados para reducir la inflamación de las vías respiratorias y medicamentos de control a largo plazo para prevenir los ataques de asma.


Medidas de Control y Prevención:

  • Identificar y evitar los desencadenantes conocidos del asma.

  • Seguir el plan de tratamiento prescrito por el médico, incluyendo el uso regular de medicamentos según lo indicado.

  • Mantener un peso saludable y llevar un estilo de vida activo.

  • Evitar el humo del tabaco y otros irritantes ambientales.

  • Vacunarse contra la gripe y neumonía según las recomendaciones médicas.

  • Monitorear regularmente la función pulmonar y mantener una comunicación abierta con el médico sobre cualquier cambio en los síntomas.

  • Iniciar inmunoterapia para alergia en el caso de ser candidato,

Conclusión: El asma es una enfermedad respiratoria crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Si bien no tiene cura (a excepción de la inmunoterapia), puede ser controlada eficazmente con el tratamiento adecuado y la gestión de los desencadenantes conocidos. Es importante que las personas con asma trabajen en colaboración con su médico alergólogo y neumólogo para desarrollar un plan de tratamiento individualizado que les permita llevar una vida activa y saludable.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page